Saltar al contenido
Freelancer LifeStyle

Las fases de todo emprendimiento y lo que debes tener siempre en mente.

Todo un ecosistema.

Antes que nada, sería necesario entender qué es el emprendimiento, el por qué queremos emprender, qué nos motiva a hacerlo. De acuerdo al concepto más simple se trata de la suma de aptitudes, algunas veces estas aptitudes son natas, y algunas otras algunas veces son producto de una formación a lo largo del tiempo, pero lo que sí es definitivamente es un común denominador es la actitud de la persona emprendedora y la visión es determinante.

Por ello, es indispensable conocer todo aquello a lo que el emprendedor tiene que enfrentarse en este camino elegido más que nada por convicción y que nos permita explorar todas las posibilidades para llegar al infinito y aún.. más más alla! (B. Lightyear).

Para esto es necesario conocer las fases del emprendimiento que te compartiremos a continuación.

Gestación.

Esta sería la primera fase del emprendedor. Esta primera etapa es la conexión con aquello con lo que deseamos emprender, por lo que una vez que se conecta esta idea inicial, se establece un compromiso intrínseco que nos llevará a analizar todo aquello que implica el llevarlo a cabo y hacerlo posible.

Para ello, dentro de la serie de acciones que se deben hacer es analizar conceptos como conocer a nuestra competencia y establecer un diferenciador, es decir  preguntarnos ¿Qué es lo que lo hará diferente al resto?

Puesta en marcha.

Una vez que tenemos claro lo que queremos, lo que sigue es desarrollar un modelo de negocios, que en otras palabras sería el Prototipo, trátese de un producto o servicio para ponerlo a prueba. No es necesario que en un inicio sea perfecto, ya que la única manera de lograr “La perfección” sería justamente a través de la mejora continua, que sólo es posible lograrla poniendo a prueba nuestro producto o servicio.

Desarrollo.

Esta etapa es la prueba de fuego. Si lograste pasar y superar las dos fases anteriores, entonces estaríamos hablando de que tu emprendimiento esta siendo escalable.

Hasta este punto, el emprendimiento ha sido un espacio en el cual el emprendedor ha probando, ha cambiando e incluso mejorado su idea incial de acuerdo a las características del mercado, encontrando un punto en el cual pueda crecer.

Crecimiento.

Parte del crecimiento implica el haber comprobado anteriormente que tu idea puesta en marcha se ha convertido en un negocio escalable, por lo que en esta parte del proceso estarías en la Consolidación del mismo con todo lo que conlleva la demanda del crecimiento.

Expansión.

A estas alturas es de suponerse que hay un fuerte liderazgo en lo que sería la dirección de tu empresa, por lo que en esta etapa tienes la posibilidad de convertir lo que comenzó como una idea rentable o emprendimiento en un gran negocio al tener un producto o servicio de calidad. En este punto habrás logrado la rentabilidad de tu negocio y más satisfactorio, el traspasar fronteras.

Acerca de Erika Rivas

Diseñadora gráfica de profesión y amante de las letras y la escritura por vocación. Además, cuenta con experiencia en la creación de logotipos e imagen publicitaria, así como en el área de diseño Editorial. Co-fundadora de Latinos Freelancer.